Hotel Ciudad de Logroño se encuentra muy cerca de una de las calles más emblemáticas de la ciudad de Logroño, Calle Laurel, donde se puede degustar una de las mejores gastronomías de la ciudad.

Una de las costumbres logroñesas por excelencia es disfrutar de sabores variados y maridarlos con buen vino.

Calle Laurel
Pincho de champiñones

Logroño tienen una gastronomía rica y variada, de influencia mediterránea. Gracias a sus grandes extensiones de cultivo, dispone de productos frescos a diario. La oferta es extensa: restaurantes tradicionales, de autor, asadores, bodegones… y, por supuesto bares de pinchos y tapas.

En pleno Centro Histórico (Calles Laurel, Albornoz, Travesía de Laurel, San Agustín, Portales, San Juan, Travesía de San Juan, Ollerías, El Carmen y Marqués de Vallejo) los hosteleros se preocupan, cada día, de mantener un alto nivel gastronómico y enológico, ofreciendo una excelente selección de vinos con denominación de origen calificada Rioja.

Pincho de champiñones

Ir de pinchos y tapas se ha convertido en una actividad única e imprescindible en toda visita a Logroño. La creatividad en la elaboración, la calidad de los productos y su buena relación calidad-precio, hacen que Logroño sea un referente gastronómico en el norte de España.

No puede irse sin haber degustado las típicas patatas a la Riojana, las chuletillas al sarmiento o algún plato de verduras y hortalizas de la huerta: menestras, pimientos, espárragos, alcachofas, cardo o borrajas. Entre los dulces más tradicionales podemos destacar los fardelejos, los mazapanes o las trufas y bombones de vino.

Patatas a la riojana

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra.

ACEPTAR